CATALUNYA.-Los universitarios catalanes deberán aprobar un examen común de inglés para graduarse

BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los universitarios catalanes que empiecen la carrera en el curso 2014-15 deberán aprobar un examen de inglés o bien una tercera lengua extranjera para obtener el título al finalizar el grado, según el artículo 183 de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos, que el Govern ha presentado este martes en el Parlament.


Con esta medida, de la que informó Europa Press este sábado, los estudiantes deberán acreditar el conocimiento del idioma equivalente al B2 que en el caso del inglés corresponde al First Certificate of English (FCE), a través de una "prueba común" de todo el sistema universitario catalán, que coordinará el Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC), el cual velará por el desarrollo de todo el proceso.

La prueba podrá convalidarse con otros certificados acreditativos de conocimientos de idiomas "que tengan reconocida su equivalencia de acuerdo con el Marco Europeo Común de Referencia para las lenguas (MECR)", como ya avanzó en abril el conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, en comisión parlamentaria, si bien no concretó cómo se debería demostrar el nivel exigido.

Además, la ley establece que la Secretaría de Universidades e Investigación y la Conselleria de Enseñanza "instrumentarán coordinadamente" las medidas necesarias y el calendario de aplicación.

La finalidad de esta nueva medida, anunciada por el tripartito pero nunca puesta en marcha, tiene el fin de "facilitar que los estudiantes accedan a la universidad con las competencias en terceras lenguas, especialmente, en lengua inglesa", si bien también podrán hacer la prueba en otros idiomas establecidos en las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU).

El secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat, Antoni Castellà, anunció en la misma comisión parlamentaria que la idea era que cada universidad impulsara una prueba propia, y ahora se ha concretado en una prueba conjunta de todos los centros, como sucede con la Selectividad.

Ara.cat - Mèdia

  • “Un cíborg és un humà que porta tecnologia dins del cos i això li permet augmentar les seves capacitats”, explica Rafel Duran, director del Sense ficció que emet aquest dimarts TV3. Cíborgs entre nosaltres, coproduït per la televisió pública i Mediapro, planteja els dubtes filosòfics i ètics de l’experimentació amb el cos més enllà dels límits biològics a través de quatre testimonis.

  • La periodista Susana Torres ha sigut acomiadada de TVE després d'haver rebut amenaces per part de diversos membres de la direcció de Serveis Informatius, segons ha denunciat el Consell d'Informatius de TVE. En el comunicat, el Consell assegura que l'acomiadament respon a una estratègia de "purga" per part de la direcció de Serveis Informatius a través de la qual "s'arracona a tot aquell professional que es nega a col·laborar en males pràctiques o manipulacions informatives".

  • El final de 'La Riera' va reunir ahir diumenge 529.000 espectadors davant de la televisió. Després de 8 temporades, el drama protagonitzat per la família Guitart arribava a la fi amb tres incògnites pendent de resposta: conèixer l'assassí del Claudi, assistir a la resolució de la història d'amor entre el Sergi i la Maribel i saber si la Mercè podria deslliurar-se de l'Emili.